Diferencias entre objetivo general y objetivo específico de un TFG

Cuando hablamos de un Trabajo de Fin de Grado o Máster, en la mayoría de los casos estos cuentan con múltiples objetivos que son los que van a guiar el proyecto. Existen los objetivos generales y específicos y gracias a ellos, dejas ver al lector la importancia de tu trabajo y la finalidad de este.

Por el nombre, podemos hacernos una idea de qué son cada uno de ellos, pero ¿sabes lo que los diferencia?

DIFERENCIAS ENTRE OBJETIVO GENERAL Y OBJETIVOS ESPECÍFICOS

El objetivo general es un concepto amplío de lo que se pretende alcanzar con tu proyecto final. Normalmente, sólo se establece un objetivo general del trabajo y su extensión no supera las 5 o 6 líneas como máximo.

Para redactarlo debes hacerte preguntas como: ¿Qué es lo que quiero conseguir con este trabajo final?, ¿Qué problema resolvería al hacerlo? o ¿Cuál es la finalidad del trabajo?

Los objetivos específicos son mucho más precisos que el objetivo general. Estos detallan lo que se va a ir estudiando durante el trabajo y es importante que se redacten en orden y de manera coherente, ya que esto ayudará al lector a identificar rápidamente dónde está cada parte y facilitará su lectura.

Además, gracias a ellos se alcanzará el objetivo general. Por ello, debes establecer varios objetivos que te ayuden a conseguirlo.

VERBOS PARA REDACTAR LOS OBJETIVOS

Cuando se redactan los objetivos para un TFG o TFM es importante que se siga un formato y una estructura que determinada. Uno de los criterios de ese formato es la forma en la que se utilizan los verbos, y es que todos ellos tienen que estar en infinitivo.

Os dejamos unos ejemplos de verbos en infinitivo que puedes utilizar para redactar los objetivos de tu proyecto:

  • Analizar
  • Comprender
  • Investigar
  • Examinar
  • Estudiar
  • Comparar

EJEMPLOS DE OBJETIVOS GENERALES Y ESPECÍFICOS

A continuación, os mostramos un ejemplo de lo que podría ser un objetivo general y algunos objetivos específicos:

Ejemplo de objetivo general:

“Analizar la viabilidad de la introducción de un nuevo producto ecológico en el mercado español”

Ejemplos de objetivos específicos:

  • Analizar el consumo de productos ecológicos en España
  • Estudiar los puntos de venta de productos ecológicos
  • Comprender las características del consumidor de productos ecológicos

Por último, te dejamos unos tips que debes seguir si quieres conseguir redactar un buen apartado de objetivos en tu TFG:

  • claro y preciso en cada uno de los objetivos.
  • Todos los objetivos deben ser posibles de alcanzar o de investigar.
  • Todos los objetivos tienen que ser realistas. Esto es un punto importante, ya que puedes encontrarte con problemas a la hora de realizar la investigación o cuando expongas el proyecto. Por tanto, si los planteas mal o son imposibles de conseguir, obtendrás puntuaciones negativas.
  • Antes de empezar a escribir los objetivos y qué pretendes alcanzar con ellos, realiza una investigación previa que te permitirá redactarlos con mayor soltura y facilidad. Además, podrás analizar qué puntos son más interesantes para estudiar. También será más fácil cumplir todos los consejos anteriores.
  • Todos ellos deben estar relacionados con tus estudios, que suelen especificarse en documentos como por ejemplo la guía docente.

Y eso es todo, esperamos que te hayan servido estos consejos. Y recuerda, si sigues teniendo alguna duda, ponte en las manos de expertos en AulaTFG a través del formulario, por WhatsApp o llamándonos. ¡Te esperamos!

¡te ayudamos con tu bibliografía!

    Enviar archivo

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando el árbol.